Latinoamerica-online

Pagina iniziale    Le notizie    Scienza e cultura    Le schede dei paesi    Archivio

Ecuador

 

Pobreza, el reto para Gutiérrez  (9/12/2002)

 

Chávez, Lula y ahora Lucho Gutiérrez  (25/11/2002)

 

Triunfo de la dignidad  (21/10/2002)

 

Las organizaciones indígenas denuncian...  (15/10/2002)

 

El ALCA no es un modelo equitativo  (4/10/2002)

 

"Paras" y "guerros" en el Ecuador  (16/9/2002)

 

Inflación: golpe a los pobres  (8/5/2002)

Pobreza, el reto para Gutiérrez

 

 

La pobreza se está apoderando de los ecuatorianos, producto de las malas prácticas económicas y sociales que han aplicado los diferentes gobiernos a su turno. Según los datos proporcionados por la empresa Quantum Informe, 4 de cada 10 ecuatorianos viven en la pobreza, mientras que 3 de cada 10 niños no crecen adecuadamente debido a la mala nutrición.


El informe de Quantum, que engloba a muchos indicadores sociales, señala que factores como la desaceleración de la inflación o ritmo de crecimiento de los precios de los productos que inició en el 2000, la caída del desempleo, la reactivación económica y las remesas del exterior contribuyeron a revertir la tendencia que se vivió en la década de los 90, cuando se evidenció un aumento de la pobreza.


"A pesar de este cambio, la pobreza en las ciudades a fines del 2001 superaba aún a los niveles anteriores a la crisis. Según la última medición nacional disponible, el 35 por ciento de la población urbana no disponía de ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas", dice el informe de Quantum. Agrega que en el sector rural, la pobreza incidía a 62 de cada 100 habitantes.


Otro indicador social analizado por Quantum fue la salud infantil, en la que se determinó que el país enfrenta graves problemas. "La desnutrición es el resultado de una deficiente alimentación combinada con infecciones frecuentes", para luego precisar que la mal nutrición "es un problema asociado a la pobreza". Según las medición de Quantum, "uno de cada tres menores de cinco años no ha crecido o no pesa lo suficiente y las disparidades son pronunciadas". 
Puntualiza que en el 2000, 26 de cada 100 niños menores de cinco años no había alcanzado la talla que le correspondía según su edad. Doce de cada 100 niños tenía bajo peso para su edad, y se determinó que los riesgos de los infantes del campo, especialmente de la Sierra, son mayores.

 

La Hora - Quito, 9/12/2002

Chávez, Lula y ahora Lucho Gutiérrez

 

 

 

El ex coronel ecuatoriano Lucio “Lucho” Gutiérrez no podía evitar que lo compararan alternativamente con el presidente venezolano Hugo Chávez o con el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Y si en la campaña pudo parecerse más a Lula (en su afán de mostrarse confiable a los ojos de Washington), ayer su trayectoria política se pareció a la de Chávez. Como el venezolano, irrumpió en la escena política con un golpe fallido, en enero de 2000. Como el venezolano, esto le sirvió para ganar popularidad en medio del derrumbe, aunque no total, del sistema político tradicional. Y como el venezolano, arrasó con bastante más del 50 por ciento de los votos. Desde ayer, Lucio Gutiérrez está en el mismo plano que las personas con quienes lo comparaban: es el futuro presidente de Ecuador. Escrutados el 96,32 por ciento de los votos, Gutiérrez obtuvo el 54,34 por ciento frente al 45,66 del empresario más poderoso del país, Alvaro Noboa. Ahora resta saber qué hará con un país dolarizado donde la pobreza alcanza al 79 por ciento de la población.


“Agradezco a Dios, a mi familia, a mi Sociedad Patriótica 21 de Enero, y sobre todo al pueblo, que ha confiado en un hombre sencillo, honesto, en un ecuatoriano que ama profundamente a su país, que está convocando a la paz a todos, que quiere dar paz seguridad y trabajo”, declaró Gutiérrez ante una multitud en la costera Guayaquil. Se trató de un cambio a última hora, porque Gutiérrez pensaba iniciar los festejos en la capital, la serrana Quito. Es más: el presidente electo dirigió a su gente a una de las más populares discotecas de Guayaquil, llamada “El Jardín de la Salsa”, para festejar a lo grande. El presidente Gustavo Noboa lo invitó para que asista mañana al Palacio presidencial de Carondelet y Gutiérrez le respondió que irá con gusto y que abandonará el uniforme militar “porque como presidente deberé vestir de civil”.


Pero no todo fue tranquilidad y euforia durante la jornada electoral. El propio Gutiérrez había denunciado más temprano que había irregularidades en las provincias de Guayas —la más poblada del país—, Manabí y Los Ríos (sur), pero Noboa restó importancia a esa aseveración. El ahora presidente electo dio a entender que había ofertas económicas a los electores para votar a Noboa. El Tribunal Supremo Electoral se apuró a decir que los comicios se desarrollaban con toda normalidad, que no había posibilidad de fraude y que en la jornada “hubo pequeños problemas logísticos que se solucionaron rápidamente”, según un comunicado del organismo.


Entre esos problemas figuró la toma temporaria de algunas instituciones públicas y cortes de ruta en la provincia de Chimborazo, en el sur del país. Las autoridades de este distrito decretaron un paro en demanda de ayuda del gobierno nacional para los damnificados de la explosión del polvorín militar que dejó siete muertos en Riobamba, capital de Chimborazo.

 

Finalmente, las elecciones prosiguieron sin problemas en la mayoría de los pueblos de la región, y sólo en el casco urbano los comicios fueron aplazados para el próximo domingo. Como los que tendrán que votar ese día representan apenas el 1,2 por ciento del padrón, no tendrá incidencia en el resultado final. Cuando el escrutinio fue avanzando, ya resueltos los problemas en Chimborazo, Gutiérrez dijo que “hay que apoyar al nuevo presidente, sea quien fuere”. Es que ya era él.


A la elección de ayer no le faltó peso simbólico. Se trató del duelo entre dos candidatos que dejaron atrás a otros nueve en la primera vuelta electoral de octubre. Uno, Gutiérrez, es un coronel de extracción popular que dio un golpe militar con el apoyo de una rebelión indígena. El otro es el millonario más grande de Ecuador, con unos 2000 millones de dólares de fortuna, que ya fue candidato a la presidencia en 1998 con el apoyo nada menos que de Abdalá Bucaram, aquel presidente destituido por “incapacidad mental” en 1996. Noboa perdió aquella elección frente a Jamil Mahuad.


Lo que le deja el actual presidente Gustavo Noboa a Gutiérrez es algo difícil de desanudar. La crisis política ecuatoriana data precisamente de la elección de Bucaram. La crisis económica es tan aguda en Ecuador que terminó en una dolarización abrupta que logró estabilizar la economía pero no revirtió ningún índice de pobreza. A todo esto, el Parlamento que Gutiérrez pretende reducir al mínimo en lo que es la principal línea de su campaña, la lucha contra la corrupción y la reducción de los gastos superfluos, es básicamente el mismo de siempre: los socialcristianos, los roldosistas y la izquierda democrática tendrán la mayoría.

 

Página/12 - Buenos Aires, 25/11/2002

Triunfo de la dignidad

 

 

Fernando Ramón Bossi

 

Cuando el 21 de enero del 2000 los indígenas del Ecuador se insurreccionaron contra el gobierno de Mahuad, éstos sabían que podían contar con un grupo de oficiales del ejército dispuestos a acompañarlos hasta las últimas consecuencias. El triunvirato conformado por el juez Solórzano, el indígena Antonio Vargas y el coronel Lucio Gutiérrez duró poco. No llegó a un día. Las presiones de la gran oligarquía guayaquileña y del Departamento de Estado hicieron defeccionar a los altos mandos de las Fuerzas Armadas. La traición, repetida y macabra figura que empaña toda la historia de nuestros pueblos, esta vez se encarnó en la persona del general Mendoza. Así dadas las cosas, los indígenas, prometiendo volver pronto, regresaron a la sierra; los coroneles, entre ellos Lucio Gutiérrez, ingresaron a la cárcel y Gustavo Noboa, el vicepresidente, asumió la primera magistratura de la Nación.


Pero el Ecuador no se pacificó. Una sensación de "empate técnico" había quedado entre las fuerzas en pugna. Pobreza extrema, desocupación, emigración, entrega e incertidumbre seguían lacerando la escena social, de la misma manera con que la corrupción avanzaba carcomiendo toda la estructura institucional de la nación. Ecuador volvía a ser el Ecuador de las injusticias cotidianas, el país con los mayores índices de corrupción de toda América.


La partidocracia y la oligarquía suspiraban aliviadas ante la definición del conflicto, se había aplacado la revuelta sin mayores costos; ese frente popular de indios, cholos, izquierdistas y militares -estos últimos, no menos indios ni cholos-, carecía de un claro liderazgo. La conclusión de los sectores privilegiados fue simple: se cerraba una etapa de turbulencias para transitar una nueva, siempre neoliberal, pero ahora con menor grado de resistencia popular. El error de los "modernizadores" fue mayúsculo, nada indicaba que el "regreso a casa" de las masas indígenas significara una derrota, más bien al contrario, el pueblo en su conjunto había aprendido una gran lección aquel 21 de enero: la necesidad de organizarse y constituir, sin sectarismos, un poderoso frente patriótico y popular dispuesto a dar nuevas batallas.

 

La población indígena


Ecuador es el país más pequeño de la región andina. Producto directo de la derrota del proyecto bolivariano del siglo XIX, nace como país independiente, separado de la Gran Colombia, el mismo año de la muerte del Libertador, 1830. Amparada por la agresiva Inglaterra, la oligarquía portuaria guayaquileña consumaba la traición a los sueños de la Patria Grande. Como país bananero nacía el Ecuador, para proveer de bananas, cacao y café a los países centrales. Recién en la década del 70, del siglo pasado, se descubren importantes pozos de petróleo en la zona costera; hace apenas 30 años. En la misma zona Estados Unidos hoy ha montado una de las bases militares más importantes de Sudamérica: la base de Manta. Bananas, café, cacao y petróleo son los cuatro productos fundamentales de la economía ecuatoriana. Todos ellos se exportan, se van del país, lo mismo que gran parte de su población. Tal vez el Ecuador sea el país de la región que, en los últimos años, más ha expulsado gente. La causa de esto: falta de horizontes y pobreza.


De los 12 millones de habitantes de la "Mitad del Mundo", casi el 50% son indígenas. De estos un porcentaje importantísimo son quechuas, viven en la sierra. Quito, Ambato, Cuenca, Loja, Riobamba, Ibarra son ciudades de marcado acento runa. El oriente, la región amazónica escenario de la reciente y fratricida guerra con el Perú, cobija una infinidad de etnias. La "cuestión indígena" entonces adquiere un nivel sustancial de relevancia. La poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) nace así como una suerte de sindicato de las comunidades indias. Su brazo político, el Pachacutik, apoyó decididamente la candidatura de Lucio Gutiérrez. Su combativo dirigente Luis Macas encabezó la lista de diputados para el Parlamento Andino. La alianza del 21 de enero volvía a recrearse.

 

Costeños y andinos


La costa es la zona de los blancos y los negros. No es difícil deducir que en las clases dominantes prevalecen los blancos, aunque esto no quiere decir que no hay una inmensa mayoría de blancos que son pobres. Los negros fueron traídos como esclavos para trabajar en las plantaciones. Los mestizos, mulatos y zambos completan el mosaico étnico plagado de discriminación y prejuicios. Si el general Rumiñahui había resistido heroicamente a los conquistadores, doscientos años después el patriota y revolucionario Francisco Eugenio Espejo, hijo de indios, tuvo que cambiar de identidad para poder cursar sus estudios de medicina. Espejo, quien sentenció: "un día la Patria resucitará", se llamaba realmente Eugenio Chúshig Aldás. La discriminación aún sigue vijente en el Ecuador.


La costa representa lo moderno, lo blanco; la sierra el atraso, lo indio. Guayaquil, como ciudad portuaria, cabecera del Estado de Guayas, siempre sufrió problemas de pertenencia. Ora dependiente del virreinato del Perú, ora del de Nueva Granada, zona de conflicto entre los libertadores José de San Martín y Simón Bolívar, lo cierto es que la ciudad-puerto tomó una personalidad tal que hoy sigue conteniendo algunas tendencias secesionistas. Cuando el gobierno de los Estados Unidos se enteró del triunvirato que había asumido el poder aquel 21 de enero, no dudó en comunicarse con el general Mendoza y aclarar que si no se retomaba el "orden constitucional" llevando al vice a la presidencia, se bloquearía al país económicamente y se trabajaría para la separación del Estado de Guayas de la nación.
La política de rebalcanización de los países latinoamericanos caribeños, por parte del imperialismo yanqui, también incluye al Ecuador.

 

Pero ese frente patriótico y popular, que se gesta a partir de las jornadas de enero del 2000, no estaría completo sin la presencia de importantes sectores de trabajadores de las ciudades, como asimismo de estudiantes y clases empobrecidas. Allí, vale destacar la presencia de una izquierda aguerrida de profundas convicciones revolucionarias. El Movimiento Popular Democrático- cuyo máximo dirigente, Jaime Hurtado, había sido asesinado no hace muchos años-, se sumó al frente aportando experiencia como asimismo combatividad.


La izquierda ecuatoriana, entendió la necesidad de conformar un frente amplio, democrático, patriótico y popular que encausara la protesta social en una fuerza que nucleara a todos los sectores perjudicados por el neoliberalismo y la corrupción. Las banderas de la justicia social, la soberanía política y la dignidad nacional se entrecruzaron explosivamente contra los intereses de los poderosos.

 

¿Es Gutiérrez un nuevo Chávez?


A la hora de comparar se puede afirmar que ambos son militares que han abrazado los ideales bolivarianos de democracia, justicia y dignidad, como asimismo acérrimos defensores de los intereses nacionales y populares en la perspectiva de la unidad latinoamericana caribeña. También en este paralelismo podemos señalar que ambos han decidido representar los intereses de los más débiles ante las insaciables apetencias de los poderosos. Ambos se han negado a reprimir a su pueblo. Pero más que comparar al coronel Lucio Gutiérrez con el comandante Hugo Chávez, conviene recordar que los dos provienen de una larga tradición de militares patriotas que han dejado escuela en toda Nuestra América. Más allá de los próceres de la independencia, figuras como las de Perón, Velazco Alvarado, Caamaño, Torrijos, entre tantos otros, han señalado un rumbo claro para un sector de las Fuerzas Armadas: salvar el país de las garras imperialistas y alcanzar un mayor grado de bienestar para su población. Tanto Chávez como Gutiérrez se encuadran perfectamente en esa tradición de militares patriotas dispuestos a defender la soberanía en pos del desarrollo y el progreso de los pueblos.

 

¿Qué significado tiene el primer puesto obtenido por Lucio Gutiérrez en las elecciones del 20 de octubre? Dado que el caudal de votos obtenidos no representa un triunfo contundente -de hecho habrá segunda vuelta el 24 de noviembre próximo-, Lucio Gutiérrez deberá consolidar y ampliar su frente si es que desea quedarse con la presidencia de la nación. Un 20% de los votos a su favor no es suficiente para respaldar un proyecto de gobierno que contiene, entre sus principales postulados, terminar con la corrupción imperante. Es de suponer que en un mes de campaña y negociaciones, los hombres y mujeres que han sostenido la candidatura del coronel se movilicen entusiastamente para sumar nuevos simpatizantes.


La hora de las definiciones comienza. La base para la nueva contienda electoral presenta a un Lucio Gutiérrez fortalecido y con su gente movilizada -el acto más multitudinario de cierre de campaña fue el de la lista 3-18, con más de 30.000 asistentes-. No menos importante es trabajar para ganar esa franja del electorado que el domingo votó en blanco o se abstuvo. Si tenemos en cuenta que la coalición de Lucio Gutiérrez llevó una campaña electoral prácticamente sin recursos económicos, es de suponer que el impacto de haber obtenido el primer lugar en las elecciones generará espectativas en una porción de la población que todavía no ha interpretado cabalmente su mensaje.


¿Contra quién deberá enfrentarse Lucio en la segunda vuelta? Nada más ni nada menos que contra Alvaro Noboa, seguramente el hombre más rico del Ecuador, una de las 14 fortunas más importantes de América Latina, un empresario bananero. Todo un símbolo de años de historia, explotación, corrupción y entrega. [...]

 

Correos para la Emancipación - 21/10/2002

Las organizaciones indígenas denuncian que las televisiones silencian la candidatura de Lucio Gutiérrez

 

 

 

El Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik-Nuevo País, señaló su preocupación por el poco espacio que brindan los canales de televisión a la campaña presidencial del coronel Lucio Gutiérrez. "Según informó la organización Participación Ciudadana, la campaña de Lucio Gutiérrez es la que ha tenido menos minutos de cobertura de los 11 candidatos a la presidencia, demostrándose una exclusión clara del candidato de las listas 3-18", señaló Virgilio Hernández, secretario de organización de Pachakutik.

 

Según Hernández, es un atentado a la democracia que algunos candidatos como Xavier Neira tengan una cobertura ocho veces mayor que Gutiérrez, y a otros candidatos y sectores se les de espacio para todas sus actividades (así tengan poca representación o trascendencia por la cantidad de gente que convocan), mientras a Gutiérrez y los sectores que lo apoyan se les difunde muy poco, así reúnan multitudes. "El domingo, cuando realizábamos una caravana con más de 250 carros y miles de gente se paraban en las calles del Sur de Quito para saludarla, no había nadie de la televisión que hiciera la cobertura aunque tenían la información. Sin embargo, llegaron solamente cuando se produjo un accidente con uno de los carros", señaló Hernández.

 

El dirigente de Pachakutik se apoyó en una nota realizada por el crítico de TV César Ricaurte en el diario El Comercio del domingo 6, en la que éste confirmaba la exclusión de Lucio Gutiérrez por parte de los canales de televisión y la criticaba, interrogándose sobre cuál será la actuación de la TV si el coronel pasa a la segunda vuelta como señalan las tendencias. "En ese artículo Ricaurte deja claro que existe una exclusión de Lucio Gutiérrez, por lo tanto no somos sólo nosotros quienes lo decimos", argumentó Hernández. Además agregó que "con el respeto que tenemos por los comunicadores y comunicadoras, nos sumamos al reclamo general de la gente y pedimos a los observadores de la Unión Europea que llamen la atención sobre la falta de equidad en el acceso a los medios de comunicación. Esa injusticia que cometen los canales es un límite para la democracia y debe llamarnos profundamente a la reflexión", arguyó Hernández.

 

El dirigente también explicó que esa exclusión es la que no permite exponer claramente programas e ideas. "En Brasil por ejemplo todos los partidos tienen espacios de TV obligatorio mediante los cuales pueden exponer claramente sus ideas. Acá hay canales que sólo dan espacio en sus noticieros de acuerdo a la cantidad de publicidad que los candidatos han colocado. Por lo tanto, quienes no tienen mucha publicidad porque no son empresas electorales casi no aparecen en la información de televisión", concluyó Hernández.

 

Rebelión - 15/10/2002

El ALCA no es un modelo equitativo

 

 

Miguel Lluco (de La Insignia)

El doctor Luis Macas, candidato al Parlamento Andino por la alianza Sociedad Patriótica 21 de Enero-Movimiento Pachakutik (Lista 3-18, que postula a la presidencia a Lucio Gutiérrez), afirma que el ALCA puede engullir al Ecuador. El líder indígena fue fundador de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y su presidente más carismático. Fue Diputado Nacional por el Movimiento Pachakutik entre 1996 y 1998, y actualmente es director del Instituto Científico de Culturas Indígenas (ICCI) y Rector de la Universidad Intercultural de los Pueblos Indígenas (UINPI).

 

- ¿Qué importancia tiene el Parlamento Andino para Ecuador?

- Es necesario coadyuvar a la legitimación de esta instancia regional como organismo deliberante del Sistema Andino de Integración mediante el proceso de elecciones directas de sus representantes. Esto ya ocurrió en Venezuela y ahora ocurrirá en Ecuador. Los otros países de la región se han comprometido a cumplir con la elección directa, pero actualmente son elegidos entre los legisladores de sus Congresos. En los próximos meses y años el Parlamento Andino será el encargado de facilitar la integración y dinamizar procesos regionales equitativos y participativos en lo político, económico y social.

 

- ¿Cuál debe ser la posición del Parlamento Andino con respecto al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA)?

- El ALCA no es un modelo de integración equitativa y la región andina entraría en inferioridad de condiciones. Las empresas nacionales no podrán competir con las grandes transnacionales estadounidenses que coparán el mercado. La producción agropecuaria de la región no competirá con la producción norteamericana subsidiada. Cuanto más industrias y productoras rurales quiebren, habrá menos lugares de trabajo y más desempleo. Estados Unidos no está dispuesto a eliminar los subsidios que da a su agricultura, ni la restricción de ingreso a su mercado de nuestros productos. Como está planteado, el ALCA es una estructura de anexión económica que puede engullir a Ecuador, a la región andina y a toda América Latina, por lo que es necesario instrumentar políticas comunes de oposición y en defensa de una integración regional soberana y democrática.

 

- Si los parlamentarios andinos de otros países se muestran interesados en instrumentar la dolarización, ¿cuál sería su respuesta?

- La dolarización ha hecho perder competitividad a la producción nacional fomentando el desempleo y provocando un aumento de las importaciones de productos extranjeros. Por lo tanto no es un modelo a ser imitado por los otros países de la región andina o sudamericana. Para consolidar una política económica común de la región andina y sudamericana hay que sentar las bases para la creación de una moneda andina, o sudamericana. Pero antes es necesario sentar las bases de esa política común. La creación de una moneda sudamericana es un proceso largo que implica adaptar estructuras económicas de forma equitativa para que ningún país salga perdiendo.

 

- ¿Cómo seria la relación con los organismos multilaterales de crédito?

- No tienen porque ser conflictivas, deben ser respetuosas. Pero es fundamental que los países de la región andina defiendan sus derechos en forma conjunta. El Banco Mundial y el FMI muchas veces imponen condiciones inaceptables a naciones con profundos problemas económicos y sociales. No es posible que nos obliguen a tener cifras "macroeconómicas saludables" en base de ajustes que destruyen la economía familiar. Propondremos que las negociaciones con estos organismos se hagan como región. Esa negociación colectiva incluye, obviamente, la deuda externa. La región también debe tener una política común para defender los derechos de los emigrantes.

 

- ¿Cuál sería la posición con respecto al conflicto colombiano?

- El Area Andina debe oponerse a una regionalización del conflicto colombiano. En ese sentido pensamos involucrar al Parlamento Andino como garante de la paz regional, incluso controlando y analizando tratados como el de la Base de Manta, que pueden lesionar la paz y poner en peligro la seguridad de la región. La segunda cumbre de América del Sur propuso declarar la región como "Zona de Paz", para dejar claro que cualquier conflicto interno de un país debe resolverse fronteras adentro. Esa declaración debe ser reafirmada por el Parlamento Andino.

 

- ¿El movimiento indígena perdió fuerza con la postulación de Antonio Vargas?

- El movimiento indígena viene en un proceso de construcción política desde hace más de diez años. Hay quienes se alejaron de ese proceso como es el caso de Vargas que buscó ser candidato presidencial contra todas las resoluciones de la CONAIE. El está siendo apoyado por un sector indígena al que respetamos como es el evangélico de Amauta Jatari, pero que es minoritario. Este sector nunca participó aliado con Pachakutik en una elección nacional, por lo tanto no es una sorpresa que vayan separados. La mayoría del movimiento indígena apoya la alianza 3-18 que postula a Lucio Gutiérrez. Y no estoy hablando solamente de la CONAIE, sino también de la FENOCIN. El movimiento tiene candidatos a concejales, consejeros, diputados y al Parlamento Andino y tanto su dirigencia como sus bases están participando activamente en la campaña. Creo que no hay cómo confundirse.

 

Correos para la Emancipación - 4/10/2002

"Paras" y "guerros" en el Ecuador

 

 

Orlando Gómez León


De apenas 24 años, trigueño, con el cabello al rape, tembloroso a veces pero astuto otras, "Roberto" cuenta que es paramilitar. Lo dice sin rodeos, aunque sabe que al volverse protagonista de esta historia, lo pueden matar.


Y es que sus afirmaciones son graves: Ecuador está a punto de sufrir el "desmadre" de los paras; hay miembros de las Autodefensas de Colombia (AUC) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) viviendo entre nosotros y, además, son muchos los ecuatorianos que les venden armas, uniformes y combustible.


"Roberto" se preparaba para ser soldado profesional -luego de prestar el servicio militar obligatorio- pero los "paras" llegaron a la finca en que recogía café, en su natal Huila, y le propusieron que se fuera con ellos. Un instinto que él no sabe cómo explicar lo llevó a unirse a los "paracos", como los llama:


- Me pagaban bien (el equivalente a unos 300 dólares). Y, la verdad, era como estar de nuevo en el Ejército. Además, la obligación es apenas estar allí seis meses. Cumplido ese tiempo, si uno quiere, se va. O sigue. Nadie lo obliga a permanecer allí si no quiere.


Se hizo, entonces, un activo militante de las AUC. Primero estuvo en el noroccidente de Colombia, en Bolívar y Antioquia. Allí recibió entrenamiento de un ruso, al que solamente conocían por el nombre de "Humita". Luego fue enviado al Bajo Putumayo. Allí ha estado desde hace tres años, "desde que rompimos zona" (iniciar un ataque). Su frente es uno de los que combate con la guerrilla casi a diario, en lucha por el control de esta estratégica zona.


Allí están los comandantes "Mario" y "Guillermo". De ahí en adelante, en cada población, se encuentran los jefes de zona" En "El Tigre", el comando Asprilla; en el Placer, "Zorro"; en La Hormiga, "Guillermo" y en La Dorada, "Aníbal".


"Roberto", a quien se le adivina como una tristeza recóndita, y que ahora es dsertor en la clandestinidad, revela que ha sido testigo directo de varias masacres. Y es que en el monte matan larga y cruelmente. En las ciudades, en cambio, lo hacen de no o dos certeros disparos.


- Casi siempre se descuartiza a las víctimas. A veces com motosierras manuales, como la "Steel", o si no con peinilla (machete) o cuchillo, con lo que haya. Una vez, en plena frontera amazónica con Ecuador, nos movilizábamos en una camoneta blanca a la que llamábamos "Camino al cielo". Ahí llevábamos a los que habíamos agarrado por ser colaboradores de las FARC. Eran cuatro. A algunos los arrojamos a un lago donde había un cocodrilo, pero a otros los destrozábamos completamente con la motosierra.


La venganza de Castaño


Estos genocidios se deben a una orden de Carlos Castaño, el jefe máximo de las Autodefensas. Su padre fue secuestrado por las FARC, que le exigieron un cuantioso rescate. Cuando lo pagó, le devolvieron el cadáver descuartizado. Entonces, Castaño ordenó a sus hombres que todo guerrillero o colaborador de estos sea despedazado. Es la manera de cumplir su venganza, con una amenaza, además: que si algún día visita una zona y ordena que se abra una fosa y el cadáver que allí se encuentre está completo, entonces matará al comandante respectivo. "Ante eso, pues hay que cumplir la orden", dice "Roberto".


Y es que una de las estrategias de los paramilitares es la del control, a punta de terror.

- Este oficio lo pone a uno agresivo. Digamos que estamos entrenados para matar.

O para negociar droga...
- Lo único que hacemos es advertirle a los cultivadores que no pueden vender la coca a las FARC, porque si lo hacen se les da la vuelta, es decir, los mataremos.

¿Como venden la droga?
- El campesino la trabaja, la cultiva y saca la base. Tienen laboratorios pequeños donde se saca el cristal, de cocaína o de heroína. Entonces llega la avioneta y se embarca. Así de fácil...

¿Tienen muchos enfrentamientos con las FARC?
- Sí, sobre todo el Bajo putumayo. No hace mucho, como un mes, hicimos una operación buscando la emisora de ellos, "La Voz de la Resistencia". estuvimos en combate ocho días, pero no oudimos encontrar la radiodifusora. Solamente hallamos camuflados varios televisores y computadoras.

Están en el Ecuador

"Roberto" afirma que los paramilitares han entrado al Ecuador y que tanto ellos como las FARC están en Sucumbíos.
- Por eso es que hay tantas matanzas...En Lago Agrio, en General Farfán, en una partecita que se llama El Eno, en varios lugares están los paramilitares. Y guerrilleros también, lógico: si no hubiera guerrilla no hubiera "paracos".

¿Han asesinado a ecuatorianos?
- Una vez nos llevamos a tres ecuatorianos que eran milicianos de la guerrilla y los ejecutamos en el otro lado. Los capturamos en un sitio que se llama La Punta. Eran de Manabí, Guayaquil y Quito.

¿Y masacres?
- Se hizo una en El Limoncito. Cayeron cuatro jóvenes, una mujer y un anciano. Allí, en ese sito, la guerrilla hace fiestas, comparte con la gente, rumbea. Un día llegamos como a las seis de la mañana para sorprenderlos, pero la guerrilla se acaba de ir. Los seguimos, pero nos los encontramos. Eso le dio rabia al comandante "Algiro" y ordenó matar a esa gente inocente. En otras partes, pero en el lado colombiano, se mataron como a unos 15...

¿Hay ecuatorianos en las Autodefensas?
- Sí, entre 40 y 50. Comigo anduvieron patrullando siete. Y en este momento están en entrenamiento 30 jóvenes ecuatorianos.

¿Dónde se entrenan?
- La escuela está ubicada en Puerto Caicedo.

¿Tienen planes para entrar al Ecuador?
- Planes, lo que dice planes, no, pero si ahora hay siete "paracos" sólo en Lago Agrio, entonces pienso que de aquí a mañana ya no van a ser siete, sino muchos más...

Aprovecho que habla sin tapujos para plantearle si existen cultivos de coca en el Ecuador. "Sí, claro: por los lados y al frente, pasando el río San Miguel. Son de las FARC y los manejan gente ecuatoriana.

¿Sabe si hay muchos miembros de las FARC en el Ecuador?
- Sí, y ya se han comenzado a ejecutar algujnos. Hace poco estábamos tras el comandante "Morocho", un jefe guerrillero que se mantiene mucho en Ecuador, en Guayaquil y Santo Domingo, sobre todo. También "Martín Corena", el máximo comandante de la zona. Por eso puedo asegurarle que de pronto van a comenzar a "sicariar" (asesinar a alguien determinado) hasta en Quito.


El Ejército, aliado


"Roberto" dice que las AUC están dando un viraje y reconoce que han cometido errores. Pero también revela que tienen "buenas relaciones" con el Ejército colombiano.
- Por ejemplo, necesitamos hacer una operación grande y. entonces, se comunican los comandantes, los nuestros con los capitanes del Ejército, y coordinan para que ellos vayan por un lugar y nosotros por otro. Y si las cosas se ponen muy pesadas, pedimos el apoyo aéreo de ellos y luego todo el mundo cree que es el Ejército el que está combatiendo...


Y remata diciendo que el conflicto colombiano da pena, porque es "una guerra entre hermanos", pero está de acuerdo en que, por ahora "el dios de la guerra no perdona a los cobardes y algún día la paz ha de llegar".

 

La Hora - Quito, 16/9/2002

Inflación: golpe a los pobres

 

 

Guillermo Quezada

 

El problema de mayor incidencia social negativa para la economía de los sectores medios y bajos de la población que habita en el Ecuador es la creciente inflación dolarizada durante los años 2001 y 2002, que en el año anterior significó una disminución del poder adquisitivo de las familias ecuatorianas, de renta fija, en el 22 por ciento, y en este año se proyecta en un diez o nueve por ciento, según las estimaciones de las autoridades económicas del gobierno, lo que sumaría alrededor de un 30 por ciento en los dos primeros años de dolarización en el Ecuador.

Este problema que en definitiva es profundamente especulativo acusa un deterioro para los niveles de alimentación, de vestido, de subsistencia para los ecuatorianos de ingresos fijos medio y bajo. Alarma constatar que bajo la teoría de libre mercado ninguna autoridad oficial intervenga para frenar el abuso en los precios de todos los productos de primera necesidad, cuyo hecho se constata en los mercados públicos del país, en los bienes y servicios que son requeridos a diario por los consumidores.

El problema se volvió patético cuando el régimen decidió separar al director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) acusándolo de falsear la verdad al entregar a los medios de comunicación un índice de crecimiento de precios de dos dígitos. Y aunque no se crea, con el simple reemplazo de funcionarios bajó el índice de inflación a un dígito. Esta es una burla a la ciudadanía por parte de las autoridades económicas del sector público. Esto revela que se manipula una información tan importante, por decir lo menos.

La inflación del dólar significa que esta moneda se devalúa al interior de la economía nacional, lo que quiere decir que vale menos que en el resto del mundo. Esto tiene implicaciones directas hacia el exterior porque debilita la economía del país en sus relaciones con el exterior, en donde se revalúa.

Este fenómeno monetario conlleva complicaciones muy grandes porque el exportador produce a mayores costos dentro de nuestro país, y cuando recibe sus dólares provenientes del exterior, estos valen menos para afrontar los precios inflados de nuestro país en bienes y servicios.

En el caso ecuatoriano la falta de precedentes, la falta de información anterior, la falta de experiencia, hace que se desconozcan, en términos públicos generales, algunas de las facetas del manejo monetario dolarizado, porque no ha habido experiencia precedente.

Parecería que en el Ecuador se van tomando acciones en el gobierno "al andar" con el impacto dolarizado indiscutible en el progreso nacional, en la estabilidad social, en el desarrollo empresarial, y, en general, en el bienestar de la población; no de otra manera se puede explicar el rezago en las exportaciones y el aumento de importaciones, por falta de reformas legales, que den mayores incentivos a las primeras y restrinjan las segundas.

Este es uno de los indicadores que están distorsionando el sustento de la economía familiar, aparte de otros que son parte del sistema dolarizado y que podrían desestabilizar asimismo la economía, caso de no ser manejados adecuadamente, tal es el caso del comercio exterior donde deben darse los mecanismos necesarios para que el Ecuador adquiera mayor tecnología, productividad, abarate los precios de los productos naturales e industrializados y se vuelva más competitivo en el ámbito internacional.


La Hora - Quito, 8/5/2002

Latinoamerica-online - Settimanale di informazione sull'America Latina

Edizione del giovedì - Politica, attualità, archeologia e scienza del continente - diretta da Nicoletta Manuzzato

Registrazione presso il Tribunale di Milano n. 768 del 1/12/2000 - direttore responsabile Nicoletta Manuzzato